TRABAJANDO PARA EXPORTAR

La Ruta de la Carne Bovina Boliviana

Contexto

El Sector bovino de carne de Bolivia tiene una oportunidad única de desarrollo y crecimiento, considerando:

Condiciones naturales ideales para la producción pecuaria. Bolivia es parte de la única región del mundo con potencial de crecimiento en la producción bovina de carne en condiciones naturales. Solo en los departamentos de Santa Cruz y Beni existen cerca de 20 millones de hectáreas disponibles para ganadería, sin afectar las reservas forestales y áreas protegidas y respetando los PLUS de cada departamento.

Vocación y experiencia productora.

Mercado para la carne, con creciente demanda nacional e internacional, debido al aumento de la población, apetencia por alimentos proteicos de calidad, y el fenómeno de la metropolización acelerada.

El Pilar 6 de la Agenda patriótica, Bolivia 2025: “Bolivia habrá por lo menos triplicado la población de Ganado mayor a una relación de almenos 2 cabezas por habitante”

Este potencial de desarrollo del sector cárnico ha sido evidenciado en documentos oficiales y planes de gobierno (Agenda 2025 y INIAF: uno de los 9 rubros estratégicos), lo que, sumado a la fuerte intención del sector privado, pueden convertirlo en un rubro de suma importancia para la seguridad y soberanía alimentaria mediante la provisión de carne bovina sana y de calidad, accesible para la población y con saldos exportables positivos para la generación de divisas.

Los pasos a seguir

La concreción de este objetivo, el desarrollo de la producción ganadera y de carne bovina, para satisfacer el consumo interno y la creciente demanda internacional, necesariamente conlleva los siguientes pasos:

  • Visión Compartida
  • Inclusión/priorización del sector ganadero/rubro cárnicoen la agenda oficial gubernamental
  • Políticas publicas que estimulen y fomenten la producción ganadera y de carne bovina a toda escala deproductores
  • Trabajo conjunto público-privado (APP Alianza Publico Privada)
  • Fortalecimiento de la Institucionalidad:
    • Migrar el Comité de Exportación a la “Mesa de la Carne Bovina de Bolivia”
      • Integración/participación de todos los actores
      • Conformación grupo gestor y nominación/contratación de un ejecutivo responsable
      • Consolidación y funcionamiento estructurado y sostenible
      • Armonización de las estadísticas ganaderas (INE, OAP, SENASAG, CONGABOL)

Fortalecimiento de los Servicios Veterinarios:

  • Cumplimiento con recomendaciones del PVS (OIE)
  • Actualización de las notificaciones (MSF-OMC)
  • Creación de un Área de Asuntos Internacionales en el SENASAG
  • Profesionalización y capacitación de los servicios veterinarios
  • Establecimiento e implementación de Programas de control de residuos y contaminantes
  • Mantenimiento del status sanitario (Fiebre Aftosa) y reconocimiento de “paíscon riesgo insignificante para la EEB/BSE”
  • Fortalecimiento de la vigilancia epidemiológica

Mercados Internacionales:

  • Incluir a la carne bovina boliviana en la agenda de negociaciones internacionales al más alto nivel
  • Identificar y priorizar los mercados objetivos, sus requisitos, exigencias, protocolos, y desarrollar y adecuar los sistemas productivos y de certificación para cumplir con las exigencias
  • Aprovechar la cercanía con mercados importadores netos y las buenas relaciones/afinidad país-país con esos
  • Evaluar simplificaciones y agilización de procedimientos y autorizaciones para la exportación de carne bovina
  • Creación de la marca y estándares de la “Carne Natural Boliviana”

Los impactos esperados

Las iniciativas de exportación generarán USD 256.000.000 en divisas para el país, 405.924 empleos USD 3.000.000.000 de inversión del sector

Divisas adicionales.
Tomando en cuenta que se consolida la
coordinación y el trabajo entre el sector público y privado de
manera adecuada y fluida, podemos decir que, para fines de
2018 el País estaría consiguiendo exportar los excedentes
registrados por el Ministerio de Desarrollo Rural y Tierra, de
11.000 TM (Año 2016) en Bolivia, las mismas que generarían
ya divisas alrededor de USD 40.000.000.

Ingresos por exportación incrementados. Realizando una proyección del hato ganadero bovino boliviano, al año 2025 estimamos una población de alrededor de 12.000.000 de cabezas, siendo cerca de 2.000.000 más que el año 2017. Esta estimación nos da como resultado un excedente exportable de 73.200 TM de carne, la misma que al precio base de exportación de USD 3.500 por tonelada generaremos divisas para el país por valor de USD 256.000.000.

Generación de trabajo. El Censo Agropecuario (2013), señala que 385.924 personas tienen como actividad principal a la ganadería. Con el incremento en la población bovina aumentaría cerca de 20.000 más, totalizando 405.924 personas para el año 2025.

Inversión incrementada. En base al incremento de la población bovina, al año 2025 se tendría 2.000.000 de cabezas. Esto implica una inversión incremental por parte de los productores ganaderos de USD 3.000.000.000 (Tres mil millones de dólares de los Estados Unidos de Norte América), entre 2017 hasta el 2025.

Suscríbete a nuestro boletin electronico!

Ingresa tu correo electronico y recibe nuestro mailing mensual

Gracias! Te suscribiste exitosamente!